El video fue filmado por una cámara de seguridad del local, y la grabación fue difundida inmediatamente por las redes sociales y whatsapp. Lo curioso es que no es la primera vez que ocurre, los vecinos aseguran que este mismo hombre lo realizó en varias ocasiones.

La empleada del local donde este hombre exhibió sus genitales detrás del mostrador y comenzó a masturbarse, realizó la denuncia correspondiente en la fiscalía y solicitó una perimetral para que el sujeto no vuelva a acercarse. En este sentido, la justicia ordenó un peritaje del video como prueba previa para poder imputarlo por exhibiciones obscenas.

La preocupación se expande, ya que un pervertido anda suelto exhibiendo sus partes intimas en cualquier lado, y a cualquier hora. Se espera que actúe la justicia.