La iniciativa estuvo a cargo de la organización Semillas de Futuro y el desde Espacio Por la Memoria la Verdad y la Justicia del Cordón firmamos el petitorio junto a decenas de organizaciones de Derechos Humanos y políticas.

El pedido se presentó en el Concejo local, para que se apruebe el nombramiento del espacio verde, recreativo, cultural y publico del barrio Santa Catalina, emplazado en la última cuadra de la calle Perú, entre calles Celedonio Escalada y Puerto Rico, dado que la mujer nunca tuvo un homenaje en la localidad.

Isabel estaba embarazada de 6 meses cuando fue detenida en su lugar de trabajo de Capitán Bermúdez el 10 de junio de 1976. Su fecha de parto era para el 22 de noviembre y pensaba llamar “Silvio” al bebe que estaban esperando y trasladada al centro clandestino de tortura y detención “La Calamita” de Granadero Baigorria, que formaba parte del circuito represivo del Batallón de Inteligencia 121 de Rosario. Recientemente se determinó que su cuerpo fue enterrado como NN en el Cementerio La Piedad de la ciudad de Rosario.

Hace 41 años Isabel fue detenida-desaparecida por la dictadura genocida, como parte de un plan sistemático para aniquilar a los militantes populares y los delegados de fábrica del Cordón industrial sur de Santa Fe. Hoy tendrá su merecido homenaje en la ciudad.