El inicio de clases en las aulas santafesinas deberá esperar hasta el lunes 11 de marzo. En una decisión tan previsible como mayoritaria, la asamblea de la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé) resolvió ayer en la capital provincial lanzar un plan de lucha en rechazo a la propuesta de la Casa Gris. Así, habrá paro de 48 horas el miércoles 6 (señalado en el almanaque oficial para el arranque del ciclo lectivo tras el feriado de Carnaval) y jueves 7 de marzo. Además, la medida de fuerza votada por casi treinta mil maestros de todos los departamentos de la provincia adhiere al paro por el Día Internacional de la Mujer el viernes 8.

Durante la asamblea gremial finalmente se votó una nueva medida de fuerza por 48 horas (para el martes 12 y miércoles 13), aunque en este caso sujeta a revisión si el gobierno provincial mejora la propuesta que le realizó al sector el lunes pasado en la mesa paritaria. La misma consistió en la aplicación de la continuidad de la cláusula gatillo que actualiza automática y mensualmente los salarios conforme los índices de inflación, pero atada a la recaudación provincial.

"Era lo que esperábamos. En base a la información que teníamos, sabíamos que se adoptaría una resolución de este tipo", comentó resignado el ministro de Gobierno, Pablo Farías, a minutos de conocerse la resolución sindical.

Trascartón, el funcionario anticipó anoche a La Capital que "después de las medidas de fuerza" el gobierno santafesino volverá a convocar a la dirigencia docente a sentarse a la mesa paritaria.

Una fuente gubernamental confió a este diario que esa nueva convocatoria podría ser para el lunes 11 o martes 12 del mes próximo, lo que podría neutralizar las medidas de fuerza lanzadas para la segunda semana de marzo.

"Nosotros insistimos sobre la base de nuestra propuesta, que es un incremento salarial permanente y mes a mes, por lo que no le encontramos sentido a una medida de fuerza. Esto tiene que ver con el quiebre del diálogo y además no nos parece que ésta sea la coyuntura para parar una semana completa", opinó el ministro de Gobierno.

El funcionario lamentó el paro docente porque "impacta en la educación pública", aunque consignó también que "se hará una evaluación de lo votado en la asamblea docente y después de las medidas de fuerza haremos una nueva convocatoria, porque nuestra intención es agotar todas las instancias de diálogo para tratar de lograr un acuerdo".

Votación mayoritaria

Los guarismos resultaron concluyentes. Ayer, 29.787 maestros sobre un total de 30.136 votaron la moción de paro en rechazo a la propuesta oficial.

La medida de fuerza será por 48 horas para las dos primeras semanas de marzo, el segundo condicionado a que el gobierno convoque antes a una sesión de la mesa paritaria, que pasó a cuarto intermedio la semana pasada para mejorar la oferta inicial.

"En la asamblea se discutió el rechazo que provocó no tener una oferta salarial concreta, ni siquiera una grilla para analizar porcentajes de salarios, lo cual sucede por primera vez en muchos años", comenzó explicando la secretaria general de Amsafé, Sonia Alesso, en conferencia de prensa.

"Con esta oferta no se puede tener una grilla para que los docentes analicen sino que el gobierno planteó criterios generales, además de que la propuesta de cláusula gatillo queda sujeta a la recaudación. Y esto no es lo que contemplan los convenios colectivos de trabajo, incluso la oferta que nos hicieron el año pasado, que incluía primero un porcentaje para recuperar parte del poder adquisitivo perdido por los trabajadores y después una cláusula que permitía actualizar el salario según la inflación", continuó Alesso.

En tal sentido, dijo que "en este caso no se contempla un porcentaje inicial, mejora que es necesaria por el contexto difícil, donde hay aumento brutal de las tarifas, el transporte y los alimentos, lo cual hace que esta propuesta esté muy lejos de las aspiraciones salariales de los docentes".

en pie de guerra. Los docentes exigen mejoras salariales. Si no llega una oferta, el martes 12 y miércoles 13 continuarían los paros.

"Nosotros rechazamos el no tener una oferta concreta, ni siquiera una grilla para analizar porcentajes de salarios" (lacapital)