Un incendio de importante magnitud se desató en la tarde de este lunes en la emblemática catedral de Notre Dame, en París. El inicio del fuego estaría vinculado a los trabajos de renovación que se habían iniciado en el edificio y se inició en el techo de la histórica catedral. Un gran despliegue de bomberos intenta controlar las llamas.

La aguja central de la catedral de Notre Dame de París se derrumbó devorada por un incendio que afectó a buena parte del tejado del templo gótico.

Es el corazón de Francia el que está ardiendo. Los franceses miran el incendio con espanto y lágrimas en los ojos, en las calles cercanas y en los puentes. La catedral estaba en plenas celebraciones de la semana Pascua .

"Todo está siendo devorado por las llamas. No quedará nada de la estructura, que data del siglo XIX de un lado y del XIII del otro", declaró el portavoz de la catedral, André Finot.

El presidente Emmanuel Macron, que debía dirigirse en cadena nacional al país para para aportar su solución a la crisis de los Chalecos Amarillos, postergó su discurso ante la tragedia nacional. Y se dirige hacia el incendio.