El anuncio fue efectuado durante la apertura de sesiones de la Unicameral, en donde el gobernador cuestionó con dureza a los sectores estatales que llevan adelante medidas de fuerza.

“Hubo reiteradas manifestaciones en la ciudad de Córdoba. Algunas de ellas pusieron en peligro la seguridad de los ciudadanos. La Constitución autoriza la protesta pero no permite el daño ni la violencia. Los cordobeses somos gente de paz”, afirmó De la Sota.

La propuesta, que despertó polémicas y rechazo en buena parte de la oposición, ya recibió el visto bueno de la UCR, lo que le garantizaría su aprobación.

De la Sota dijo que se sancionará “severamente a quienes quemen cubiertas en la vía pública, contaminando el medio ambiente o generando riesgo de incendio”. Y también multará a quienes tiren “bombas de estruendo o cualquier otro tipo de pirotecnia que cause la muerte o el daño físico de las personas”.

"No se puede andar tirando bombas de estruendo en la cara de la gente, y tampoco se puede andar dañando la propiedad pública o privada", agregó el gobernador.

Fuente: Infobae