Luego de más de un año de haber obtenido media sanción en el Senado, de negociaciones, búsqueda de consensos, trabajo incansable fundamentando la necesidad de este marco normativo, de tratamiento en Cámara de Diputados y vuelta al Senado finalmente se sancionó con fuerza de Ley el proyecto presentado.

Por su parte el recién reelecto Secretario General del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y Cabotaje Marítimo, Julio González Insfrán remarcó que: “ Desde Cartagena en pleno congreso de ITF recibo esta noticia que me llena de alegría y orgullo por la gestión propia y de mis compañeros del sector marítimo fluviales y astillero y portuarios que me acompaño en esta lucha de lograr una ley de Marina Mercante e Industria Naval que hoy sanciono definitivamente el Senado de la Nación. Fue una gestión de cuatro años de persuadir a propios y extraños de la necesidad de estas leyes que benefician al país productivo”. Y agregó: “Me siento satisfecho y agradecido”.

Cuatro años de un trabajo incansable de los gremios para poner en agenda la problemática de la Marina Mercante, de informar y hacer docencia en todos los sectores responsables de legislar, en todo el arco político, en todos los partidos e instituciones gremiales y empresariales. Luego de más de cien conferencias, seminarios, congresos, coloquios, reuniones en consejos deliberantes, municipios, universidades programas de radio y televisión y cuanto ámbito se prestó para expresar esta problemática y fundamentar la ley.

La norma tiene como objetivo la “generación y el incremento de fuentes de trabajo estables” y crea un Registro de Armadores Nacionales, para quienes estén inscriptos en él puedan gozar de los beneficios previstos en la ley.

Por otra parte, la ley de fomento a la Industria Naval crea un “Régimen de Incentivo, Promoción y Desarrollo de la Industria Naval Argentina” y otro de “Astilleros, Talleres Navales y Estudios de Ingeniería Naval” radicados en el territorio nacional.