La organización de familiares y sobrevivientes, “No nos cuenten Cromañón”, realizará un acto a las siete de la tarde en el Obelisco donde participarán distintos grupos musicales, entre ellos, la banda “Ojos Locos”, quien fuera telonera de Callejeros en aquel recital del 30 de diciembre de 2004. Por su parte, la organización Familias por la Vida realizará distintas actividades durante todo el día, desde la transmisión de la radio abierta FM Tinkunako, una misa en la Catedral de Buenos Aires y un acto central, a las nueve de la noche, en el Santuario de Cromañón, donde se efectuará una suelta de globos conmemorativos. Por último, la Coordinadora Cromañón organiza a las 19 horas un evento solidario bajo el lema “Cromañón nos pasó a todos” en el espacio cultural Greens en el barrio de Villa Real.

La tragedia de Cromañón fue un incendio producido la noche del 30 de diciembre de 2004 en República Cromañón, establecimiento ubicado en el barrio de Once de la ciudad de Buenos Aires, durante un recital de la banda de rock Callejeros. Este incendio provocó una de las mayores tragedias no naturales en Argentina2 y dejó un saldo de 194 muertos y al menos 1432 heridos.1

Esta tragedia causó, además, importantes cambios políticos y culturales. En relación a lo político, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires inició un juicio político para destituir al entonces Jefe de Gobierno Aníbal Ibarra por considerarlo responsable político de la tragedia. El enjuiciamiento terminó con su destitución, y fue reemplazado por el Vicejefe de Gobierno, Jorge Telerman. En cuanto a lo cultural, la tragedia concientizó a la sociedad sobre el estado de las discotecas y locales destinados a espectáculos musicales. El gobierno revisó el estado de las discotecas y locales bailables, lo que resultó en la clausura de una gran cantidad de ellos.