Los teléfonos móviles no podrán ser ingresados a los bancos, a partir del 30 de abril. Los mismos, deberán ser depositados en la entrada de le entidad, en bolsas o casilleros individuales donde se los identifique, para impedir su uso.

En el mes de julio además, se sumarán a los bancos, las mamparas laterales en los cajeros automáticos, para que aquellos curiosos que miran las pantallas de los cajeros vecinos, ya no lo puedan hacer.

Esas son algunas de las medidas de prevención que surgen de la reglamentación de la ley de seguridad bancaria que está vigente desde fines de octubre, y que el día de ayer sancionaron los directivos del Banco Central.

El texto de la ley, obliga a los bancos a adoptar bloqueadores de señal que imposibiliten el uso de celulares en el interior de las sucursales.

Otras medidas de seguridad que fueron dispuestas por el BCRA, incluyen el blindaje de las bóvedas y el uso de tesoros móviles. Cada banco tendrá su tiempo para implementar estas nuevas medidas de prevención.