¿Por qué se festeja el Bicentenario de la Batalla de Salta?

El Congreso de la Nación a través de la sanción de la Ley 26.837 dispuso que este miércoles 20 de febrero se conmemore el Bicentenario de la Batalla de Salta, que será feriado extraordinario por única vez en todo el territorio nacional.

El diputado Pablo Kosiner (FpV), autor de la ley, resaltó en diálogo con Radio 10 la importancia de "rediscutir" y comprender la historia.

"El tema del feriado tiene que ver con un impacto, para que comprendamos la historia", sostuvo Kosiner, quien remarcó la importancia de "rediscutir cómo se plantea nuestra historia".

Asimismo, resaltó que "la Batalla de Salta no es una individualidad, comprende una trilogía con la de Tucumán y el Éxodo jujeño".

La ley fue sancionada el 29 de noviembre último y promulgada de hecho el 8 de enero por el Poder Ejecutivo Nacional. La normativa, sancionada por el Senado Nacional y la Cámara de Diputados lleva la firma de Amado Boudou, Julián Domínguez, Gervasio Bozzano y Juan H. Estrada.

La Batalla de Salta fue un enfrentamiento armado librado el 20 de febrero de 1813 en Campo Castañares, hoy zona norte de la Ciudad de Salta, norte de la República Argentina, en el curso de la Guerra de Independencia de la Argentina.

El Ejército del Norte, al mando del general Manuel Belgrano y de Eustaquio Díaz Vélez como mayor general o segundo jefe, derrotó por segunda vez a las tropas realistas del brigadier Juan Pío Tristán, a las que había batido ya en septiembre anterior en la Batalla de Tucumán.

La rendición incondicional de los realistas garantizó el control del gobierno rioplatense sobre buena parte de los territorios del antiguo Virreinato del Río de la Plata, aseguró la región y permitió a los patriotas recuperar, provisoriamente, el control del Alto Perú.

La Batalla de Salta fue la lid en que por primera vez flameó la enseña patria en una acción de guerra y resultó una nueva e importante victoria para los revolucionarios. Como consecuencia de este triunfo los ejércitos realistas fueron detenidos en su avance hacia el sur y estas tierras nunca más pudieron ser recuperadas para el extinto Virreinato.

Belgrano nombró a Díaz Vélez gobernador militar de la provincia de Salta y éste colocó la bandera argentina por primera vez en el balcón del Cabildo y los trofeos apoderados de los realistas los ubicó en la Sala Capitular. Los triunfos de Tucumán y Salta permitieron la recuperación del Alto Perú por los rioplatenses.

Díaz Vélez, como jefe de la avanzada del ejército vencedor en la segunda campaña al Alto Perú, entró triunfante en la ciudad de Potosí, el 7 de mayo de 1813. (Minutouno.com)