Los docentes de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) resolverán esta tarde en asamblea si continúan de paro o levantan la medida que hoy entró en su sexta semana consecutiva. Del debate saldrá la modalidad para decidirlo, adelantó la secretaria general del gremio, Coad, Laura Ferrer Varela. Lo que es seguro, advirtió, es que será por votación, tal como se optó por la huelga, y que seguirán con "la lucha en la calle" y la defensa de la educación pública a través de la Universidad Itinerante. De todos modos, al margen de si aceptan la última propuesta salarial del gobierno —como de hecho ya hizo Conadu— los docentes de la UNR se sumarán al paro nacional universitario del jueves próximo y marcharán al Congreso para rechazar el ajuste del gobierno y el FMI, pedir más presupuesto universitario y exigir que se reviertan las políticas de desmantelamiento del Estado y el sistema de producción de conocimiento en Argentina.

El viernes pasado Coad llegó a Conadu con un mandato de rechazo a la última oferta salarial del gobierno que, después de largos meses, había logrado perforar el 15 por ciento en varios tramos reiteradas veces propuesto y otras tantas no aceptado.

Esta vez, a grandes rasgos, la propuesta rondó el 26 por ciento para octubre con dos cláusulas de revisión, mientras otros puntos quedaron pendientes de negociación.

El plenario de secretarios generales de la federación resolvió aprobar el ofrecimiento salarial, aunque "ratificando el plan de lucha" contra el ajuste del gobierno, y Coad quedó en franca minoría junto a otros seis sindicatos de base. Conadu Histórica, la otra gran organización a nivel nacional, también rechazó.