Este martes en la localidad de Fray Luis Beltrán se logró impedir un secuestro virtual tras un llamado al 911 quien localizó a la persona en cuestión que se decía tener secuestrada y que cambiaban por grandes sumas de dinero. Por ello se brinda una serie de recomendaciones.

La finalidad es que los integrantes de nuestra comunidad no se vean sorprendidas por su buena fe y engañadas por el accionar de éstas personas inescrupulosas.

Es importante tener en cuenta que en todas las provincias del país, ciudades capitales y en algunas ciudades del interior de las provincias, se vienen consumando maniobras que básicamente tienen dos objetivos:

• Estafar a las personas simulando la obtención de premios por partes de distintas empresas (telefónicas, agencias de automotores, etc.)

• Estafar a las personas simulando secuestros de familiares de la persona que recibe el llamado.


MODALIDADES:

1) LAS ESTAFAS POR PREMIOS O BENEFICIOS que se consuman simulando ser ganadores de premios por sorteos teniendo en cuenta el numero de línea telefónica, generalmente son llamadas provenientes de otras provincias, ya sea de Córdoba, Santa Fe o bien de Buenos Aires, notificando a la persona que recibe el llamado ser beneficiario/a de previos en vehículos u otros artefactos electrónicos. Cuando la persona ha creído ser ganadora del premio, pueden existir reiteradas comunicaciones con el estafador o estafadora quien siempre utiliza para comunicarse “celulares con chips” cuya titularidad es “inconsistente”, es decir que no se puede determinar quien es su titular real.

Posteriormente, diciendo que se trata de “gastos de transporte” le pide a la persona un deposito tipo giro WESTERN UNION o WESTERN JUNIOR que debe ser depositado a nombre de alguna persona, a un domicilio fijado por el estafador quien además le pide el numero de transacción del depósito para poder cobrarlo, o bien le pide una determinada suma equivalente a Tarjetas Telefónicas cuyas numeraciones de códigos deben ser informado al estafador/a. Cuando el/a damnificada cumple con estas condiciones y al no recibir el bien prometido se da cuenta que fue estafada.




RECOMENDACIONES:

- Hacer caso omiso a las ofertas e información de premios adjudicados por particulares o presuntas empresas, especialmente cuando se exige el depósito anticipado de dinero.

- Si entabla conversación con el estafador, las personas deben exigirle que se le proporcione un NUMERO TELEFONICO DOMICILIARIO que puede corresponder a un domicilio particular o comercial, ya que esta la única manera de establecer el lugar de donde provienen los llamados y poder realizar las corroboraciones.

- Dar a conocer inmediatamente a la Policía del hecho a la central del 911, o bien a la comisaría más cercana a su domicilio.



2) LAS ESTAFAS POR SECUESTROS VIRTUALES: generalmente el o los estafadores, llaman a un teléfono fijo domiciliario o comercial; algunas veces se comunican directamente a algún teléfono celular de la víctima.

Primeramente le informa que un familiar (esposo/a, hijo/a, hermano/a, abuelo/a, etc.) ha sufrido un accidente….este es el momento en que el estafador obtiene las primeras informaciones respecto de datos físicos o identificatorios del/a supuesto/a secuestrado/a proporcionados involuntariamente por el/a damnificado/a ya que en su desesperación para determinar si es o no miembro de su familia, aporta el nombre, características física o ropas que usaba.

Posteriormente, el estafador da un abrupto giro a la conversación diciéndole que tiene secuestrado a su familiar, y le ordena a la victima de la estafa que no corte la comunicación para mantenerlo en línea y evitar que no se pueda comunicar con otras personas y averiguar sobre la supuesta persona secuestrada…en tanto en forma permanente amenaza con matarla si no paga el rescate… y hasta le hace escuchar una voz femenina o masculina (según el caso) pidiendo auxilio.

En la mayoría de los casos le exigirá a la persona engañada que haga un depósito por la vía WESTERN UNION o WESTERN JUNIOR, depositando en una boca postal, a nombre de alguien ficticio y debe informarle el número de transacción del Depósito. Tambien puede solicitar que deje el dinero u otros elementos (ejemplo: joyas), en un lugar determinado. Eventualmente, si no cuenta con dinero abultado, le exigirá la compra de Tarjetas Telefónicas cuyos códigos le debe informar al supuesto secuestrador.

Mientras se obtiene el dinero y se dirige a depositarlo, el estafador le sigue acechando con las amenazas y mantiene ocupado al damnificado/a procurando que no se comunique con otras personas que puedan desbaratar el plan fraudulento.

Cuando el/a damnificado/a deposita el dinero, le ordena que apague el teléfono por un determinado tiempo tras lo cual recibirá información de donde localizar a la víctima. Este es el momento en que el estafador, apoyado por cómplices ya estaría cobrando el dinero en el destino girado, teniendo en cuenta que el cobro por estos medios de transferencias, se habilita en cuestiones de minutos. Al ocurrir esto, el estafador corta definitivamente toda comunicación con su víctima.



RECOMENDACIONES:
- No perder la calma cuando se reciben llamados telefónicos provenientes de celulares desconocidos y más aun cuando se hacen en el modo “privado” para extorsionar pidiendo rescate por alguien secuestrado.

- No acatar la orden de mantener abierta la comunicación con el supuesto secuestrador, cortar la comunicación con el mismo, para realizar las consultas y llamadas al teléfono de la persona supuestamente secuestrada y/o teléfonos de otros familiares que puedan corroborar la ausencia de la persona supuestamente secuestrada.

- Dar a conocer inmediatamente a la Policía del hecho, bien a la central del 911, o bien a la comisaría más cercana a su domicilio.
- Abstenerse de realizar cualquier tipo de negociación, sin que las autoridades policiales estén en conocimiento de ello; evitar proporcionar datos personales o del grupo familiar (direcciones, hábitos o lugares de salidas) a personas desconocidas, porque estos serán los utilizados por el estafador para desarrollar su maniobra o ardid.
- A los padres o responsables de menores de edad se les recomienda ejercer un mayor control sobre la información que se expone en los perfiles de las redes sociales, porque en ellos usualmente se proporcionan datos muy personales.
-Similares recaudos se aconseja adoptar ante las llamadas telefónicas, de personas que dicen representar a firmas comerciales que ofrecen premios para lo que requieren sumas de dinero o códigos de tarjetas.