Dos personas ingresaron al local, vistiendo mamelucos y cascos de seguridad, simulando ser trabajadores y asaltaron a los presentes. Maniataron a una de las empleadas con un cinturón y golpearon con el arma en la cabeza al dueño del negocio, Luis Montaño.

Montaño había acudido hacia unos momentos atrás al banco Nación para sacar esos 90 mil pesos que eran destinados a los sueldos de sus empleados. Por ello se presume que el robo se trataría de una entrega, alguien aviso del movimiento de Montaño.

Los malechores se dieron a la fuga rapidamente luego de haber conseguido el dinero. El robo fue notificado a la policía local, pero aún no fueron identificados en la zona. Se continúa investigando.