La Cámara de Diputados de la Nación aprobó minutos antes de la medianoche el proyecto que había girado el senado la semana pasado y transformó en ley la modificación del Código Electoral para habilitar, de forma optativa, el voto de los jóvenes entre 16 y 18 años.

El proyecto contó con 131 votos a favor, 2 negativos y una abstención, ya que los legisladores de la oposición decidieron retirarse del recinto. La mayoría de los que lo hicieron reclamaban que el voto debía ser obligatorio y no optativo.

La discusión, que se llevó a cabo durante toda la tarde, estuvo marcada por la fuerte presencia de decenas de jóvenes en los balcones, que festejaron con euforia, al igual que los diputados que le dieron el visto bueno al proyecto, una vez que se conoció el resultado de la votación.

El texto define como electores nacionales a "los argentinos nativos y por opción desde los 16 años" y a "los argentinos naturalizados desde los 18 años", pero no habrá ninguna sanción para aquellos que no decidan hacer uso de la opción del sufragio, al igual que sucede hoy en día con las personas mayores de 70 años.