El Senador provincial por el departamento San Lorenzo Armando Traferri presentó en la cámara baja el proyecto de la Tarjeta Electrónica SABE (Sistema Aportes Beneficios Educativos) con el fin de cubrir los gastos de todos los integrantes de la comunidad educativa, que serán costeados a través de recursos provenientes de la grandes empresas de la provincia que se encuentran exentas de impuestos.

El legislador planteó esta nueva tarjeta para que todo el ámbito educativo, tanto público como privado, pueda contar con un acceso gratuito al transporte público con el objetivo principal de “convertir a la Provincia en una región que se diferencie por su acceso irrestricto al conocimiento”.

La medida alcanza a los estudiantes de todos los niveles (pre primario, primario, secundario, terciario y universitario) y a los docentes y auxiliares de educación.

En diálogo con 11 Noticias, Armando Traferri comentó que el proyecto está inspirado en uno similar que ya está funcionando en la provincia de Córdoba, donde todos los estudiantes y docentes gozan de un boleto gratuito. “Nosotros tenemos que estar igual o delante de los beneficios que tienen otras provincias con los estudiantes”, expresó el Senador.

El ex Intendente de San Lorenzo explicó que el financiamiento se va a realizar “con un aporte extraordinario que estarían efectuando las empresas que tienen beneficios fiscales por muchos años, las que está relacionadas con las exportaciones”.

“Desde ese fondo que ellos van a aportar están formando a los hijos de los trabajadores y a sus futuros profesionales que se van a desempeñar en las empresas”, agregó el legislador demostrando que la medida es una apuesta a futuro que harán esas empresas que aporten.

Ahora esta idea deberá pasar por cuatro comisiones del senado (Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación - Economía, Agricultura, Ganadería, Industria, Comercio y Turismo – Presupuestos y Hacienda – de Asuntos Constitucionales y Legislación General), ser aprobado en el recinto y luego transitar el mismo camino en la Cámara de Diputados.

“Soy consciente de que tenemos una tarea difícil y bastante complicada. No va a ser fácil que se apruebe rápidamente pero si logramos integrar el debate y la inclusión, para poder incluso enriquecerlo con los centros de estudiantes, los futuros beneficiarios, con sus respectivos asociaciones gremiales como SADOP y AMSAFE, creo que podemos mejorar este proyecto y transformarlo en ley el año próximo”, remarcó Traferri.