Hoy se cumple la primera de las dos jornadas de paro convocadas para esta semana por Amsafe. La novedad, es que por primera vez en la gestión socialista se resolvió descontar los días de paro a los maestros.

Los docentes públicos, rechazaron la semana pasada la nueva oferta salarial que propuso el gobierno de Antonio Bonfatti, que supone un 21% de aumento en forma escalonada; un 18% en marzo y el resto en el mes de julio, además de la suma de 600 pesos por única vez para la compra de material didáctico.

Con esta suba, un maestro que recién se inicia tendrá un piso de $4025, uno de los salarios docentes más alto de todo el país y casi un 30% más que el sueldo mínimo de un docente de la provincia de Buenos Aires.

“Nosotros le hemos planteado a los compañeros que había una posibilidad de que pase esto (descuento de días de paro), ellos interpretaron que la oferta es insuficiente y en el Dpto. san Lorenzo votaron por el rechazo” dijo Ricardo Fernández, Secretario General de Amsafe San Lorenzo.

“Hemos recibidos llamados de escuelas que votaron a favor (de la propuesta salarial) diciéndonos que querían ir a trabajar. Pero por los dichos del gobernador aunque vayan a trabajar van a sufrir los días de descuento”, agregó el dirigente sindical.

Además, calificó la situación como “muy complicada y preocupante”, teniendo en cuenta que “los compañeros que están en el inicio de la escala salarial no solo que no van a cobrar el aumento, que se va a dilatar hasta el mes de mayo de seguir así, sino que se le suma esta medida del descuento de los días”.

Con respecto a los dichos de la Presidenta de la Nación, Fernández aseguró que “Algunos compañeros se expresaron en ese sentido, rechazaro nporque estaban con bronca, pero no tiene nada que ver lo que dijo la presidenta con la propuesta salarial de la provincia”.

“Ayer cerró Buenos Aires después de una paritaria de muchos días, con 2 o 3 días de paro nada más, nosotros ya vamos por el sexto día, y cierran una paritaria que no llega ni a los $3000 en el cargo inicial” , enfatizó.