La Cámara de Senadores votó favorablemente el proyecto de Ley N° 26720 presentado por el Senador del Departamento San Lorenzo, Armando Trfaerri, otorgándole la media sanción necesaria para elevar el mismo a Diputados. La iniciativa propone la regulación y jerarquización de la profesión a través de la creación de un Colegio que matricule a los aspirantes al ejercicio del título.

Los aspirantes a la matriculación en el colegio, deben poseer título otorgado por Universidad o Instituto Universitario, de gestión pública o privada reconocida, provincial nacional o extranjero cuando las leyes vigentes le otorguen validez nacional; o en su defecto, podrán acceder a la obtención de la matrícula, los que posean título habilitante de Educación Física expedido por Instituto de Educación Superior no Universitaria, de gestión pública o privada reconocida, provincial o nacional.

Por lo antes expuesto, cabe destacar que quedan inhabilitados a matricularse los profesionales que se encuentren excluidos por sanciones disciplinarias; los incapaces o inhabilitados judicialmente; y los que cuenten en su haber con la comisión de una inconducta grave, por decisión de las dos terceras partes de la totalidad de los miembros del Consejo Directivo.

Cumplimentando los requisitos, el aspirante debe presentar su pedido de inscripción ante el Colegio de Profesionales de Educación Física de la Provincial, el que será resuelto dentro de los diez días hábiles siguientes.

“Es indudable que la realización de las actividades físicas que hacen a las incumbencias de los profesionales de la educación física, en condiciones en las que no se propician controles de ningún tipo, trae inevitablemente aparejadas, en muchos casos, consecuencias negativas a la salud de los practicantes. Y ante esta situación quien más interesado y capacitado para regular y controlar el ejercicio profesional que los mismos actores de la profesión”, indicó Traferri.

Además, consideró "que, la creación del Colegio de Profesionales de la Educación Física importará un beneficio para todos los actores involucrados, y por sobre todo, para la comunidad en general en su calidad de destinataria”.