A través de la sanción definitiva de la Ley “Pymes Santafesinas”, el Gobierno provincial queda habilitado para otorgar préstamos y asistencia financiera a productores, micro, pequeñas y medianas empresas.

El diputado provincial Joaquín Blanco consideró “fundamental tener un Estado presente acompañando a los pequeños empresarios que desean invertir, si tenemos en cuenta que, en nuestra provincia el 96% de los establecimientos productivos son Pymes y éstas generan cerca de la mitad de los puestos de trabajo privado”.

La iniciativa legislativa contempla la creación e implementación de programas de asistencia técnica, capacitación y, a través de la adhesión a la ley nacional, incluye un régimen de estabilidad fiscal, mediante el cuál la provincia se compromete a no incrementar los impuestos sobre los Ingresos Brutos y de Sellos hasta el 31 de diciembre de 2019.

El legislador socialista destacó que “con esta ley se pretende fomentar la cultura emprendedora y promover este tipo de empresas porque estamos convencidos que una economía con predominio de estos sectores productivos garantiza una distribución de riqueza más equitativa”.

En el marco de la ley, se crea el programa “Santa Fe al mundo”, con el objetivo de preparar a las empresas en sus procesos de internacionalización, potenciando la presencia global de los productos de consultoría in company, planes de negocios, asistencia técnica, capacitaciones, estudios de mercados, inteligencia comercial, participación en ferias y misiones comerciales, organización de agendas de negocios en mercados con potencial estratégico.

Asimismo, el programa “Educación para el mundo laboral” para la formación y calificación permanente de los operarios de empresas PyMES industriales y el programa “Mejora de la Competitividad Industrial” con el objetivo de elevar el nivel de profesionalización y capacitación de sus recursos humanos tanto en niveles intermedios como gerenciales, realizar innovación de sus productos y avanzar en el desarrollo tecnológico y de gestión.