El proyecto de Ley tiene por objeto ampliar los derechos de las personas diabéticas, incorporando a la normativa provincial una serie de avances que se han dado a nivel nacional, por lo que refleja la adhesión a la Ley Nacional 23753 de Diabetes, que en sus artículos expone que “El Ministerio de Salud y Acción Social dispondrá a través de las áreas pertinentes el dictado de las medidas necesarias para la divulgación de la problemática derivada de la enfermedad diabética y sus complicaciones” y que la diabetes no será causal de impedimento para el ingreso laboral, entre otros.

Estos avances que cita Traferri en los fundamentos del proyecto de Ley tienen que ver con la propuesta de la reconfiguración del rol del Estado como garante de la producción y distribución de los medicamentos y reactivos de diagnóstico necesarios para todos los pacientes.

Traferri impulsa además, a través del presente proyecto de Ley, la necesidad de garantizar la disponibilidad de insumos en épocas de emergencia, cuando es necesario contar con la insulina y los insumos y no con un monto de dinero, ya que esto último no garantiza en forma alguna el acceso, por eso se propone la creación de un banco de insulina y demás insumos que necesiten las personas que padecen esta enfermedad, en lugar de fondos para la adquisición de los mismos.