Con un trabajo bicameral en conjunto, varias gestiones de por medio y visitas constantes a ambos conventos, gracias a este proyecto de Ley “una parte de la historia está salvada”, así lo caracterizó Traferri. Recordemos que a principio de año se conocía la noticia del inminente cierre de las instalaciones por la decisión de la Orden Franciscana de dejar su financiamiento para priorizar otras asistencias económicas como la mantención de escuelas rurales y periféricas.

El cierre del convento generó en la zona un gran revuelo ya que no sólo es uno de los puntos turísticos de la ciudad de San Lorenzo sino que forma parte del patrimonio histórico de nuestro país. Al principio y al coincidir con año electoral, el proyecto y las medidas adoptadas fueron motivo de varias críticas al Senador, pero continuando con su gestión hoy en día ambos legisladores (Rubeo y Traferri) saludan la sanción definitiva y están a la espera de que el gobernador sancione la Ley. Desde junta de firmas en la calle hasta la organización de un circuito turístico interno fue el amplio abanico de presión que se ejercía hacia los legisladores para lograr la sanción.

El proyecto presentado a mediados de marzo en Cámara Alta obtuvo su media sanción a fines de Julio y su pase a Diputados, quienes trataron con suma prioridad para lograr la sanción definitiva. Traferri resaltó que este logro se divide en dos partes, por un lado establecer la obligatoriedad por parte del Gobierno Provincial de financiar de forma mensual los gastos corrientes que generasen ambos conventos, y por otro lado la entrega de fondos necesarios para la restauración completa y puesta en marcha de todas las instalaciones.

El proyecto fue un objetivo a cumplir durante este año, y aunque tras conocerse la noticias varios funcionarios quisieron dar respuesta pronta, el Senador Armando Traferri en su carácter de legislador se propuso regular los aportes otorgados para que no dependan de la voluntad política del gobierno de turno y que perduren a lo largo del tiempo.