A través de un proyecto ingresado en la última sesión de la cámara baja santafesina, el diputado provincial Maximiliano Pullaro junto a otros legisladores pidió “declarar el “Estado de Emergencia Social y Económica” Funes, Roldán, Granadero Baigorria, Fray Luis Beltrán, San Lorenzo, Ricardone, Puerto San Martín, Arroyo Seco, Capitán Bermúdez, Villa Gobernador Gálvez, Pérez, Carcaraña, y las demás localidades del Sur de la Provincia cuya infraestructura pública y patrimonios particulares, se hubieran visto seriamente afectados por el temporal que azotó la Región durante los días 21 y 22 de Octubre del Corriente”.

La iniciativa incluye pedidos prórrogas de impuestos provinciales e incluir en el presupuesto 2013 planes de obras para la región.

El joven legislador del sur provincial explicó los alcances de las iniciativa, “En el pedido de emergencia solicitamos que se prorrogue por 180 días -sin aplicación de recargos e intereses por mora- los vencimientos del Impuesto sobre los Ingresos Brutos de las personas físicas y jurídicas domiciliadas en las áreas urbanas de los municipios y comunas que se declaren en Estado de Emergencia. En el mismo sentido planteamos que se Prorrogue por 180 días -sin aplicación de recargos e intereses por mora- el próximo vencimiento del Impuesto Inmobiliario Urbano y Rural sobre los predios sitos en los Municipios y Comunas declarados en Estado de Emergencia”

Pullaro comentó que en los últimos días estuvo en contacto permanente con algunos intendentes, especialmente coordinó la presentación del proyecto con la intendente de Funes, Monica Tomei. En ese sentido el legislador también explicó que su proyecto pide que se “Incluya en el “plan de obras 2013” todas las partidas necesarias para reparar la infraestructura dañada, como así también las obras indispensables para reducir la posibilidad de daños ante un eventual nuevo fenómeno meteorológico de características similares”

En sus fundamentos el diputado indica, “En los últimos días se desataron sobre una importante región del sur provincial una serie de fenómenos meteorológicos de intensidad inusual, que generaron graves consecuencias sociales y económicas para todos los habitantes del área en cuestión. Vidrios rotos, techos volados, granizo, automóviles seriamente afectados, un colectivo interurbanos volcado, árboles caídos, anegamientos de calles, inundaciones de viviendas, varias horas de corte de luz y problemas en la telefonía celular y cuantiosas pérdidas en zonas rurales, son solo algunas de las consecuencias inmediatas que pudieron visibilizarse apenas terminada la tormenta”

Finalmente Pullaro explicó, “Ante semejante cuadro de situación, creemos que debe brindarse una inmediata respuesta institucional, mediante la cual tanto los vecinos cómo los municipios y comunas afectados puedan recuperar rápidamente la infraestructura dañada; y para conseguirlo, resulta indispensable el aporte activo del Estado Provincial. Por ello tenemos la íntima convicción de que es fundamental la presencia del Estado en las situaciones de crisis, garantizando la vida, la salud y el patrimonio de los individuos”