En medio de la polémica por la quita de subsidios del gobierno nacional, desde hoy el boleto del transporte urbano de pasajeros aumentará un 9 por ciento. Los viajes pasarán a costar $ 18,28 si se los abona con tarjeta y el valor del pasaje ocasional será de $ 19,70. También saldrán más caros los alquileres de las bicicletas públicas.

En lo que va del año, con cinco aumentos, la tarifa de los ómnibus urbanos creció un 88 por ciento. En medio de una economía inflacionaria, desde el Concejo Municipal pidieron conocer en detalle los costos del sistema y advirtieron sobre la imposibilidad de los usuarios de afrontar los sucesivos aumentos.

Los precios del boleto que debutarán hoy se aprobaron a fines de agosto pasado. El estudio de costos del octavo mes del año arrojó que la tarifa para el transporte de pasajeros debía ser de $ 20,31 pesos.

La ordenanza vigente faculta al municipio a determinar automáticamente subas de hasta el 90 por ciento de esa tarifa. Así, el valor del boleto se fijó en $ 18,28.

De todas formas, para morigerar el impacto en el bolsillo de los pasajeros, se determinó que los incrementos se realizaran en forma desdoblada.

Así, el primer tramo se concretó a principios de septiembre, cuando la tarifa básica llegó a $ 16,80. Y desde hoy subirá $ 1,48, llegando a $ 18,28.
(LaCapital)