El intendente Leonardo Raimundo visitó barrio Bouchard para comprobar el avance de los trabajos de cordón cuneta que se realizan a lo largo de cuatro cuadras de calle Feliciano Silva. “Es una obra esencial para mejorar la calidad de vida de los vecinos”, resumió el primer mandatario sanlorencino.

Raimundo indicó que la importancia de la construcción de cordón cuneta no está dada sólo en el aspecto y la estética que le imprime al barrio, sino en el aporte a la salud. “Porque se elimina la zanja a cielo abierto, que siempre es un reservorio para la cría de mosquitos. Antes y durante el período estival fumigamos como medida para prevenir el dengue, pero se complica el resultado si existen lugares donde se pueda acumular agua”, manifestó el intendente, quien reiteró que “es fundamental la eliminación de zanjas y el saneamiento de los barrios a través de un buen sistema de escurrimiento”.

El trabajo que se lleva adelante en Feliciano Silva, entre Patricias Argentinas y República de Chile, se complementará con la obra ya inaugurada de cordón cuneta y pavimentación de calle Domingo Gurel. Por lo tanto, apenas finalicen las tareas que se ejecutan por estos días se avanzará con la construcción de cordón cuneta por Boulogne Sur Mer y Echeverría para conectar con Gurel.

La intervención para el mejoramiento barrial incluye también la instalación de nuevas luminarias, precisó Raimundo. “Los barrios Bouchard y Rivadavia, sobre todo en el sector oeste, tienen una iluminación precaria. Por eso tenemos un plan, que ya se está ejecutando en las calles Napoleón Peña, Chile y parte de Feliciano Silva, para renovar todo el sistema. No es lo mismo tener una lamparita colgando a mitad de cuadra que instalar columnas con equipos modernos. Una buena iluminación hace un aporte importante para la seguridad del barrio”, sostuvo.

El intendente destacó que las obras que se realizan “no son actos espamódicos de un año electoral”. En tal sentido, enumeró que “hoy estamos en marzo de un año sin elecciones y las tareas se desarrollan con un ritmo incesante en distintos barrios al mismo tiempo: estamos haciendo conexiones cloacales en barrio El Pino, se está construyendo una rotonda en Urquiza y Juan Manuel de Rosas, empezó la pavimentación de calle Thompson, se están ejecutando trabajos de cordón cuneta en barrio Norte y Malvinas”.

Por último, Raimundo aclaró que “lo importante es que la gente viva mejor y para eso trabajamos, porque quizás puede parecer que la construcción de cordón cuneta es un trabajo menor, pero que el vecino no tenga un zanjón con agua podrida al frente de su casa es algo que le cambia la vida a cualquiera”.