El cerramiento perimetral y el montaje del obrador se realizarán durante el mes próximo. Por sugerencia del municipio se evalúa la posibilidad de sumar tres nuevos espacios al paseo: un espigón de pesca, un solarium para esparcimiento y un embarcadero para lanchas de transporte a las islas.

El intendente Leonardo Raimundo, junto al secretario de Obras Públicas, Leonardo Seoane, recibió a los técnicos de la empresas Mundo Construcciones y Dinale, encargadas de la reconstrucción del Paseo de la Libertad, quienes informaron que el mes que viene comenzará el cerramiento perimetral y el montaje del obrador en la barranca del Campo de la Gloria. La obra, presupuestada en 243 millones de pesos con un plazo de ejecución de 14 meses, dará inicio en enero próximo.

En términos funcionales, el espacio será similar al anterior, ya que contará con escaleras por las bajadas de Santos Palacios y Belgrano y un acceso para vehículos por bulevar Urquiza, así como una calzada que la atravesará íntegramente, veredas, luminarias, bancos, terrazas en diferentes niveles y una baranda contra el río.

En cambio, las transformaciones serán sustanciales en los aspectos arquitectónico y estético. Al extenderse sobre tierra firme, la estructura será más sólida, favorecerá el escurrimiento de las aguas de lluvia, contará con mejores condiciones de accesibilidad para personas con movilidad reducida y se integrará visualmente al entorno natural, ya que se han seleccionado materiales específicos con este propósito.

Además por sugerencia del municipio se está evaluando la posibilidad de sumar tres nuevos espacios al paseo: un espigón de pesca, un solarium y un embarcadero para lanchas de transporte a las islas.

Cabe recordar tras el derrumbe del paseo, el intendente Raimundo gestionó la realización de la obra ante el gobierno provincial, que encargó su proyección al Instituto Nacional del Agua. De la elaboración de los planos también participaron ingenieros de la Secretaría de Recursos Hídricos de la provincia y técnicos de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad, que hicieron importantes aportes urbanísticos.

Tras el correspondiente proceso licitatorio, la obra fue adjudicada el 8 de octubre pasado en un acto celebrado en el auditorio del Complejo Museológico Pino de San Lorenzo.