Los centros de atención primaria de la salud municipales ya disponen de la vacuna antigripal, que colocan gratuitamente a todos los grupos de riesgo. Son considerados sectores vulnerables a la enfermedad el personal de salud, niños de 6 a 24 meses, embarazadas, mayores de 65 años, obesos mórbidos y personas que padezcan enfermedades crónicas, único sector de la población que precisará la correspondiente indicación médica.

Cabe recordar que, como todos los años, el personal de salud recibió una capacitación y fue la primera población vacunada, en virtud de los riesgos a los que está expuesta.

Desde el área municipal recomendaron complementar la prevención con medidas de cuidado cotidiano, tales como el lavado de manos frecuente con agua y jabón, el amamantamiento a los menores de 2 años, la consulta al médico ante la aparición de síntomas, la no automedicación y el reposo durante el transcurso de la enfermedad, sin asistencia a la escuela o al lugar de trabajo.

“De esta manera, junto a la vacunación, vamos a bajar aún más los índices de morbimortalidad causados por estas enfermedades en invierno”, expresó Diana.